Louis Wain (1860-1939)

Louis William Wain (1860-1939) ha pasado a la historia como el pintor de los gatos. Nació en Londres, el hijo mayor de William, un comerciante textil y Felicia, una diseñadora de alfombras. Era el único hijo varón de la familia, pues a parte de él, el matrimonio tuvo cinco hijas. Dedicado al arte de la ilustración, considerado durante mucho tiempo marginal, consiguió transformar y embellecer el signo, configurando de tal manera un aspecto simbólico que ha llegado hasta nuestros días. Dos fueron los sucesos que marcaron su devenir. El primero fue su formación en la West London School of Art entre 1877 y 1880. Después de aquello, además de profesor, trabajó como ilustrador independiente dedicado al mundo de la naturaleza y los animales (especialmente perros) a través de revistas, periódicos, ferias agrícolas y postales. Entre estas publicaciones podemos mencionar Illustrated Sporting and Dramatic News y Illustrated London News. El segundo fue la enfermedad de Emily Richardson, una institutriz diez años mayor que él con quien se casaría en 1883. Cuando ella permanecía en la cama, víctima del cáncer de pecho, él solía dibujarle pequeños bocetos donde aparecían gatos llevando gafas; el objetivo de todo aquello era simplemente hacerla reír y mantenerla entretenida. Una de aquellas ilustraciones fue publicada en el Ilustrated London News, en un especial de Navidad. Emily murió pocas semanas después, después de casi tres años de matrimonio.

Después de aquello, Louis se especializó en las ilustraciones y de manera casi obsesiva, se centró en los gatos, especialmente a partir de 1890, cuando cobraron un carácter evidentemente antropomórfico. Trabajó como ilustrador en al menos 150 libros pero su mayor producción fueron las postales, pintadas en acuarela y en óleo, que junto a calendarios y posters, llegaron a ser más de 600. En 1895 volvió a casa de su madre aunque estuvo una temporada en suelo americano (1907-1910), principalmente en Nueva York. A la muerte de su padre en 1880 y la de su mujer, le seguirían la de su madre, la cual no llegó a tiempo para despedirse tras su vuelta de América. Luego vino el estallido de la Gran Guerra, un momento de crisis en que la demanda de postales menguó. En este periodo tuvieron además dos sucesos trágicos, la muerte de su hermana Marie de lepra (1915) y posteriormente la de Caroline de influenza (1917). El último suceso fue especialmente significativo puesto que Caroline tenía un gran control sobre la familia. Tras su marcha, Louis entró en una gran depresión que arrastraría durante siete largos años hasta finalmente ser ingresado en el Springfield Hospital (1923). Sufría cambios bruscos de humor, comportamientos erráticos y veía enemigos por doquier. Después de una confrontación con dos de sus hermanas fue ingresado y diagnosticado de esquizofrenia. Más tarde sería trasladado al Bethlem Royal Hospital, un centro privado donde permanecería hasta 1930. Ese mismo año sería transferido al Napsbury Hospital, centro en el que estuvo ingresado hasta su muerte.

Durante ese periodo de reclusión, sería visitado por sus hermanas, las cuales harían de intermediarias en la publicación de sus trabajos. Se ha hipotetizado mucho sobre la influencia de su enfermedad en el arte, al igual que sobre su diagnóstico. No contamos con los datos exhaustivos de su ingreso y establecer un análisis crítico desde la distancia resulta complicado. Otros autores como Michael Fitzgerald en cambio han profundizado en la posibilidad de que el autor tuviera síndrome de Asperger y que su carácter y tendencias obsesivas pudieran ser confundidos con la esquizofrenia en un estado de particular alteración a raíz de los sucesos familiares. En relación a sus obras, hemos de decir que no todas están datadas y que el autor ya manifiesta un acercamiento hacia la abstracción o el cubismo antes de su primer ingreso en el hospital; por tanto, estas tres tipologías que marcan la obra de Wain no guardan una rígida evolución cronológica y no mantienen una marcada correspondencia con el deterioro de su salud mental. Esta relación ya fue ampliamente criticada por Patricia Allderidge en su obra Cats: An exhibition of the works of Louis Wain 1860-1939 publicada en 1986. Por tanto no podemos establecer una relación aunque de haberla podríamos decir que ésta tendría una influencia menor. Por otro lado, McGennis demostró que aunque el diagnóstico tuvo lugar en 1924, el comportamiento excéntrico y particular del artista ya mostraba unos síntomas atenuados años atrás. También se ha mencionado que la evolución de su enfermedad pudo verse perjudicada por una toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria que está relacionada con alteraciones en la personalidad y que puede derivar en esquizofrenia. Un dato más objetivo sería el accidente cardiovascular producido en 1936 y en 1939, siendo la causa más probable de muerte, lo cual podría indicar un origen más fisiológico de los síntomas de demencia que mostró en sus últimos años de vida.

Su obra, aunque caída en el olvido durante largos años tuvo una continuidad con el arte psicodélico de los años sesenta y artistas como Nick Cave lo rescataron de la historia. Este músico, cantante y compositor australiano, fundador del grupo The Bad Seeds lo mencionó como su artista favorito. En la actualidad, los medios digitales nos han permitido descubrir la carga simbólica de su trabajo y la especial predilección por los felinos por la que también parece haberse decantado la red.

[Esta entrada sustituye mi anterior post publicado en Mayo de 2011]

BIBLIOGRAFÍA:

ALLDERIDGE, PATRICIA, Cats: An exhibition of the works of Louis Wain 1860-1939. London: Chris Beetles Ltd., 1986

DAMIANI, STEFANO & FUSAR-POLI, LAURA, “The cats of Louis Wain: A Thousand Ways to Draw One’s Mind” in American Journal of Psychiatry, 2018, 175(4), pp.315-315.

FITZGERALD, MICHAEL,”Louis Wain and Asperger’s syndrome” in Ir J Psychol Med, 2002, 19(3), p.101.

MCGENNIS, AIDAN, “Louis Wain: his life, his art and his mental illness” in Ir J Psychol Med, 1999, 16(1), pp.27–28.

PADILLA, JIMENEZ, “La suma de las artes: Divergencias y convergencias” (ensayo), en Trasluz, 2018

Louis Wain, 3Louis Wain, 2Louis Wain, 1Louis Wain, 10Louis Wain, 16Louis Wain, 7Louis Wain, 8Louis Wain, 14

Louis Wain, c.1910
Louis Wain, c.1910
Louis Wain, Advancing Cat, c.1920
Louis Wain, Advancing Cat, c.1920

Louis Wain, 13

Louis Wain, A cat standing on its hind legs
Louis Wain, A cat standing on its hind legs

Louis Wain, 12Louis Wain, 15Louis Wain, 6

Louis Wain, Cat with lute
Louis Wain, Cat with lute

Louis Wain, 11Louis Wain, 9Louis Wain, 5Louis Wain, 4