Édouard Manet (1832-1883)

Édouard Manet (1832-1883) fue un pintor francés, figura clave del impresionismo junto con Claude Monet, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne y Edgar Degas. Nació en una familia burguesa parisina, la cual quería en un primer momento que se dedicara a la abogacía. Después de suspender los exámenes de acceso a la Academia Naval, viajó de aprendiz en un velero rumbo a Brasil. A su vuelta, volvió a suspender los exámenes y en 1850 decidió por tanto entrar en el estudio de Thomas Couture junto con su amigo Antonin Proust, pues la pintura ya era algo que lo que sentía plena vocación. Aquí pasó seis años de su vida, aprendiendo las técnicas artísticas que tanto le influyeron pero desde un principio mostrando cierta desilusión con el proceso de aprendizaje, pues entendía que en aquel estudio cerrado no se podían captar bien ni las luces ni las sombras. Durante este largo periodo, copiando cuadros en el Louvre conoció a varios artistas de la época, entre ellos Degas y Henri Fantin-Latour, del cual sería gran amigo.

 

Su primer intento de exponer en el Salón de París, en 1859, con Le buveur d’absinthe (1859), fracasó y aunque más tarde, en 1861, sus obras, Retrato de M. y Mme. Auguste Manet y el Cantante español fueron recibidas en el Salón, otras como La Musique aux Tuileries (1862), tendrían al año siguiente un recibimiento muy pobre, algo que decepcionaría al propio Manet y le harían buscar, en una posición ambivalente, otras vías para conseguir la aprobación de los críticos y del público. Esta última obra sería considerada posteriormente como la primera pintura propiamente impresionista. En marzo de 1863 presentaría catorce de sus cuadros en la galería Martinet, destacando en ésta por su admiración hacia la pintura española del siglo XVII, algo que vemos ejemplificado en sus obras L’Enfant à l’épée (1861), La Chanteuse des rues (1862), Jeune Femme couchée en costume espagnol (1863) y Le Ballet Espagnol (1862). Sus pinturas fueron percibidas por algunos críticos como descuidadas, los cuales criticaron duramente la utilización que él hacía del color. Por el contrario, fueron justamente los impresionistas los que empezaron a destacar la intensidad cromática de sus obras. En mayo de 1963, pocos meses después, tuvieron lugar dos exposiciones, la del Salón tradicional y la del Salon des refusés. Manet tuvo que exponer en este último, presentando allí Le Déjeuner sur l’herbe (1863) considerado hoy una de las obras fundamentales del autor.

 

No obstante continuaría presentando trabajos para el Salón de París. Algunos serían rechazados, como Exécution de l’Empereur Maximilien du Mexique (1868) pero otros serían aceptados. Por ejemplo, Le chemin de fer (1873) sería expuesto en 1874 y Olimpia (1863) en 1865, provocando un gran escándalo. Más tarde, dos de sus obras serían aceptadas en 1869 como  Le Déjeuner dans l’atelier (1868) y Le Balcon (1869). Durante este periodo realizaría un viaje a España y llegaría a realizar una exposición personal en 1867. Tras el sitio de París y el fin del Segundo Imperio, Manet establecería en 1870 su estudio en la calle de Saint-Pétersbourg. Los críticos serían mordaces en muchas ocasiones con sus obras y recibiría numerosas burlas. No obstante, él rehusaría en 1874 participar en la I Exposición Impresionista a pesar de su amistad con Monet. Tras el acceso de Antonin Proust al ministerio de Cultura, Manet sería aceptado en la Legión de Honor (1881), momento en que su actividad profesional empezó a decaer debido a su salud. El último lienzo expuesto en el Salón fue Un bar aux Folies Bergère (1882). Dos años más tarde moriría, recibiendo honores y homenajes póstumos. Desde su fallecimiento, Manet ha sido analizado desde diferentes perspectivas. A través del análisis de Foucault, por ejemplo, Manet se presenta como un reformador de la óptica, una reinvención del cuadro-objeto, en su materialidad, resaltando las cualidades, propiedades y las propias limitaciones del lienzo y superando las negaciones de la realidad pictórica que habían estado presentes desde el quattrocento. Sus cuadros, poseedores de una luz propia, pueden verse desde diferentes perspectivas, desde diferentes ángulos y en algunos de ellos se observa la yuxtaposición de diferentes frentes lumínicos, alterando en ese sentido el contenido del cuadro e incrementando su heterogeneidad interior.

 

[Esta entrada es una ampliación de la entrada publicada de Manet el 12 de mayo de 2018]

 

BIBLIOGRAFÍA:

BAREAU, J. W., Manet, Monet, and the Gare Saint-Lazare. New Haven: Yale University Press, 1998
BRODSKAYA, N., Manet. New York: Parkstone International, 2014
DOLAN, T., Perspectives on Manet. London: Routledge, 2017
FOUCAULT, M., La pintura de Manet. Barcelona: Alpha Decay, 2004

Manet, La Musique aux Tuileries, 1862
Manet, La Musique aux Tuileries, 1862
Manet, Un Bar aux Folies-Bergère, 1882
Manet, Un Bar aux Folies-Bergère, 1882
Manet, Le Déjeuner sur l'herbe, 1859
Manet, Le Déjeuner sur l’herbe, 1859
Manet, Olympia, 1863
Manet, Olympia, 1863
Manet, Berthe Morisot au bouquet de violettes, 1872
Manet, Berthe Morisot au bouquet de violettes, 1872
Manet, Portrait of Emile Zola, 1868
Manet, Portrait of Emile Zola, 1868
Manet, Le buveur d'absinthe, 1859
Manet, Le buveur d’absinthe, 1859
Manet, Le Balcon, 1869
Manet, Le Balcon, 1869
Manet, Le Suicidé, 1881
Manet, Le Suicidé, 1881
Manet, Exécution de l'Empereur Maximilien du Mexique, 1868
Manet, Exécution de l’Empereur Maximilien du Mexique, 1868

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s